Buscar
  • Itzeni

La importancia de los murciélagos para los ecosistemas

Actualizado: abr 17

Recomendado para lectores de 7 a +99 años de edad.


Para conocer por qué son tan importantes los murciélagos para el ecosistema del que son parte vamos a hablar un poco de cómo es que estos consiguen su comida. Ver como está relacionado que come un murciélago y cómo eso ayuda al ecosistema en el que vive.




Los ecosistemas



Los ecosistemas existen gracias a las relaciones que se dan entre los animales, plantas, insectos, bacterias y hongos, y el hábitat en el que están.


Todos los seres que viven en un ecosistema realizan un trabajo en equipo constante y de ello depende su existencia y la de su hábitat.


Aunque no lo parezca una lombriz es tan importante como la zanahoria que come el conejo, ya que sin la lombriz no existiría la tierra donde crece la zanahoria y el conejo no tendría que comer.


Observar la forma en que los animales consiguen su comida nos ayuda a entender todas estas relaciones que existen entre plantas y animales o insectos y plantas. Además nos ayuda a comprender el funcionamiento de un ecosistema y la importancia de todos los animales.



Los murciélagos




En México existen 137 especies diferentes de murciélagos que viven por todo el país, en especial en las zonas donde hay más calor y humedad como Quintana Roo, Tabasco, Campeche y Yucatán (1).

A los murciélagos podemos agruparlos en cinco grupos, también llamados "gremios", según lo que comen.


  • Los insectívoros que como podemos imaginar su alimentación es a base de insectos.

  • Los nectarívoros que como los colibríes y las abejas comen néctar y polen de las flores.

  • Los frugívoros que basan su alimentación en frutos de diferentes árboles y arbustos.

  • Los carnívoros que comen carne de animales pequeños y peces.

  • Los hematófagos que comen sangre de otros animales como vacas y pollos.


Más de la mitad de las especies que existen de murciélagos son insectívoras (1.), estas consiguen su comida buscando entre los huecos de los árboles o cazando en el aire insectos de todo tipo usando su sistema de radar o ecolocación.



En vida silvestre los murciélagos insectívoros nos ayudan a que no haya demasiados insectos de una misma especie. Sin ellos, los insectos serían capaces de acabar con otros recursos importantes para la supervivencia de los otros habitantes del ecosistema. También ayudan a controlar las plagas en los campos de cultivos y a reducir la presencia de insectos que algunas veces consideramos indeseados como arañas, escorpiones, mosquitos, polillas y hasta ciempiés.


Hay 528 especies de plantas que dependen de la polinización que hacen los murciélagos. En México existen 12 especies de estos murciélagos (1).


"Leptonycteris yerbabuenae", murciélago nectarívoro mexicano, polinizador del agave de donde se extrae el tequila y mezcal (Foto Itzeni 2020)

Los nectarívoros han evolucionado junto con las plantas de las consiguen su alimento, su lengua y rostro se han modificado para poder adquirir el néctar de las flores de las cuáles se alimentan, no es una sorpresa que las lenguas de algunos nectarívoros son del doble de tamaño que el mismo murciélago, y tienen unas especies de bolitas llamadas papilas con las que se ayudan a extraer el néctar de las flores.


Su trabajo de polinización es similar al de las abejas, ya que al momento de tomar néctar de una flor, el pelo de sus cabezas se llena de polen y es transportado a las demás flores de las que se alimenta diariamente.



Al realizar la polinización, la fertilización de las plantas intercambiando polen entre plantas machos y hembras, ayudando al nacimiento de nuevas plantas, arbustos y árboles que existen en el ecosistema en el que habitan.


La existencia de estos árboles, arbustos y plantas es importante para las otras especies ya que proporcionan comida y refugio. Algunas de las plantas que polinizan son importantes para los humanos como lo son el mango, el aguacate, el plátano, el durazno y el agave.



En México hay 22 especies de murciélagos frugívoros que vuelan entre los árboles de bosques y selvas buscando frutas maduras que comer (1) .

Las semillas de las frutas que comen los murciélagos, al pasar por su intestino, son “activadas” y al entrar en contacto con los suelos pueden germinar con mayor facilidad. Es decir, la digestión de los murciélagos ayuda a germinar estas semillas de plantas tan variadas como el guarumbo y la hierba santa.


Debido a la particularidad única en los mamíferos de los murciélagos que es el vuelo, y a que además recorren largas distancias, esparcen semillas defecando a lo largo de todo su trayecto, iniciando los procesos de regeneración de zonas deforestadas. y favoreciendo la reforestación natural de muchos tipos de árboles.




Los carnívoros comen vertebrados pequeños como aves, lagartijas, peces y ranas.


Al igual que los insectívoros estos animales que primera vista pueden parecer malos, pero al igual que un tigre, ayudan a mantener el equilibrio en el número de animales que habitan un ecosistema.

Por último, tenemos a los hematófagos también conocidos como vampiros.



Existen dos tipos de estos murciélagos: los que solo comen sangre de aves y reptiles, y los que también comen sangre de animales vertebrados más grandes.


"Desmodus rotundus", murciélago hematófago (Itzeni, 2020)

En todo el mundo solo existen 3 especies y se distribuyen únicamente en América. En México tenemos las 3 especies de vampiros. Solo una de ellas se alimenta de mamíferos grandes, su nombre es Desmodus rotundus. Antes de la conquista este murciélago solía alimentarse de animales grandes como tapires y venados, pero a partir de que se empezaron a criar cerdos y vacas estos murciélagos han cambiado de presa, causando pérdidas económicas a los ganaderos (1).


Para quitar la idea de que estos murciélagos son villanos hay que decir que la cantidad de sangre que toman por noche solo es de 20 ml, el tamaño de una jeringa. Es decir no podrían matar a su presa, menos aún si es del tamaño de una vaca (2). Al intentar acabar con estos murciélagos se ha afectado a otro tipo de murciélagos que no comen sangre y que son importantes para el ecosistema.




Los murciélagos, al igual que todos los seres vivos, están interconectados unos con otros compartiendo un ecosistema, ya sea dispersando las semillas de árboles donde después pueden vivir insectos, aves y lagartijas o comiendo a las polillas que podrían acabar con la madera de los árboles. Así nos damos una idea de que para conservar a una especie es necesario conservar a todas las que viven y comparten con ella. Por que unas dependen de las otras. Al no hacerlo se pierde el equilibrio, como en esta pandemia Universal, cuando el hombre deforesta y llega a lugares dónde no ha llegado altera a todas las especies que viven ahí, al cambiar esos animales de sitio trae también todos los hospederos que viven dentro y fuera de las especies.

Ahora si un día nos toca ver murciélagos volando en noche podemos pensar que la presencia de este murciélago significa también la presencia de todo lo demás que nos rodea. Todas las especies que habitan de forma natural en los ecosistemas desempeñan una función especifica en el medio que se desarrollan. Al final todo tiene un por qué y alterar este equilibrio puede traer distintas consecuencias. Seamos conscientes y ayudemos a preservar nuestros espacios naturales y todas las especies que habitan en ellos.

Te invitamos a compartir este artículo, y que juntos comencemos a hacer un cambio positivo por nuestro planeta.


Referencias:


1. Sánchez, O. 1998. Murciélagos de México, Conabio. Biodiversitas. 20:1-11

2. Bracamonte R, Vera I, Padilla J. 2014. Diversidad y función ecológica de murciélagos en el municipio de Icla. M. Ramos. CTA. 279

316 vistas

¡Contáctanos!

Tel: +52 55 3943 4453

Email: info@itzeni.com

Recibe noticias de Itzeni

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

© 2020 Soluciones Ambientales A.C. Todos los Derechos Reservados